Toppers y protectores

Los topper son cubre-colchones que se colocan sobre el colchón para mejorar su adaptabilidad y confort.  Deben ir con bandas elásticas en las esquinas para sujetarlo al colchón e impedir que se mueva durante el descanso.

Es recomendable utilizar protectores para que nuestro colchón se mantenga libre de manchas y suciedad. De esta manera mantener la zona de descanso sin ácaros ni bacterias será mucho más sencilla ya que podremos lavar el protector en la lavadora fácilmente. También alargamos la vida de nuestro colchón, pues su deterioro será mucho menor.

El protector con el que protejamos nuestro colchón debe ser transpirable e impermeable para que deje circular el aire pero que no deje pasar la humedad al colchón. También debe ser ajustable, de la medida del colchón para no doblar las esquinas.