Colchones: Consejos para elegir el mejor

Colchones: Consejos para elegir el mejor

A la hora de elegir un colchón, debemos tomarnos nuestro tiempo, para saber reconocer el que mejor se adapta a nuestro nivel de comodidad. Lo normal, es que las tiendas de colchones nos permitan probar los colchones en sus camas. Para elegir bien, nos pondremos ropa cómoda y probaremos las camas, por lo menos durante 15 minutos.

Algunas recomendaciones respecto a las características del colchón: la altura mínima de un buen colchón será de 15 centímetros; el largo aconsejable, será de unos 10 centímetros más de la altura de las personas que vayan a dormir sobre él; el ancho aconsejable será de 135-150 centímetros, para los colchones de dos plazas, y de 90-105 centímetros, para los de una.

Respecto a los tipos de colchones, en su elección debemos considerar cuál es nuestra condición física. Si tenemos problemas, en la espalda o en la circulación sanguínea, elegiremos un colchón firme, para ayudar a mantener la columna alineada, en el primer caso y un apoyo flexible, que se amolde a la forma de nuestro cuerpo, si tenemos problemas circulatorios. Si no padecemos ninguna dolencia, elegiremos un colchón firme pero mullido.

Las personas con problemas de alergias a la pelusa de algodón, al polvo o a los ácaros del polvo, necesitarán algún tipo de colchón anti ácaros. Todos los colchones Gomarco llevan un tratamiento especial antiácaros. Los colchones de látex, los de espuma, así como también los colchones de agua, son los más recomendables para las personas alérgicas, pues no generan ni pelusas ni polvo.

En cuanto a los materiales del colchón, los de visco-elástica, se amoldan a la forma del cuerpo, por lo que reducen los puntos de presión al mínimo, en la cabeza, las caderas y los hombros, ofrecen una buena adaptabilidad y firmeza. Los podemos elegir, entre varios niveles de densidad, el que mejor se adapte a nuestras necesidades y características personales. Son los más aconsejables para las personas que sufren dolores de espalda. Los colchones de muelles suelen ser los más firmes y transpiran muy bien, por lo que son aconsejables para las personas que sufren un exceso de sudoración. Los colchones de látex suelen ser los más mullidos, ofrecen un descanso suave, y son recomendables para las personas que sufren trastornos del sueño, o para personas con alergias respiratorias, aunque no deben utilizarse por los alérgicos al látex.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*